miércoles, 28 de julio de 2010

THE PIANIST / Soundtrack de la película


Para nuestra Mara
SzpilmanLa extraordinaria película de Polanski basada en la sobrevivencia del pianista Wladyslaw Szpilman a los horrores de la Segunda Guerra Mundial, incluye como héroe imponderable a Chopin, también polaco, también denostado artísticamente por el nazismo, y de cuya música Szpilman era consumado intérprete.

Este protagonismo implícito culmina en la memorable escena donde Szpilman, famélico y con sabor a muerte en el paladar, ofrece la interpretación de su vida (nunca mejor dicho) ante un oficial nazi. La película revive aquel momento con la Balada número 1, en Sol menor; en la realidad, fue el Nocturno en Do menor, Opus póstumo, del creador polaco.


Preludio en Do menor, de Chopin

El sufrido sobreviviente capaz de conjurar la belleza proscrita en el piano desvencijado de una casa en ruinas... uno de los grandes momentos fílmicos que he disfrutado en mi vida. La banda sonora contribuye ampliamente, sobre todo gracias al virtuoso Janusz Olejniczak, quien interpreta a ese Chopin que, como genio tutelar, siempre merodea en los avatares de Szpilman.

También el contemporáneo Wojciech Kilar aporta una breve y preciosa composición a la película, Moving to the Ghetto Oct. 31, 1940. En ella, un clarinete melancólico de resonancias “klezmer” vuelve a recordarnos que el anciano Kilar es un genio viviente.

Disfruten esta gran banda sonora...
... A Q U Í

Más información sobre este disco y su contexto, AQUÍ

9 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Hace años ví la película.
totalmente conmovedora, gracias amigo por acercarnos al "ángel" de Chopin.

Abrazos!

PD: Realmente te felicito por tu incansable labor y tu amor por la música.
Si hay algo que me hubiera gustado hacer en ésta vida sería tocar el piano....quizás en otra, o quizás ya lo hice y no lo recuerdo.

K. dijo...

Joaquín, esto es telepatía, porque desde hace años que quiero escribir alguna cosita sobre Szpilman y sobre Szymon Laks, dos personajes interesantísimos de un momento terrible en la historia de Europa, y esta vez te me has adelantado. Excelente artículo y homenaje. Si no me doy prisa, me quitarás también a Laks... ;-)
Un saludo.

Quinøff dijo...

Gracias por tus palabras, Adriana, y por tu invariable simpatía. Iré a dejar mis saludos en tus dominios también!

K, prometo no decir nada sobre Laks, ni siquiera pensar en él para no cometer telepatía, jaja. Este homenaje a la “dupla” Chopin-Szpilman está dedicado también a mi amiga Mara, pero estoy más que seguro de que tu artículo al respecto será mejor. Por favor, no lo rezagues.

mara dijo...

Joaquín, sos un caso incurable de amabilidad, cortesía y encanto.
La dupla Chopin-Szpilman narrada por uno de los mejores directores del cine europeo, R.Polanski, da por resultado este conmovedor Pianista, el retrato de un horror incomprensiblemente humano.
Mil gracias por la dedicatoria y por la paciencia (infinita).
mara

LEITER dijo...

Buenísima entrada, Joaquín, para quitarse el sombrero.

La escena, ciertamente, es memorable.

Dicen que los pianos suenan mejor en un edificio en ruinas. Será cierto del todo

Elgatosierra dijo...

La condición humana es terrible...
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos.
Elgatosierra

Quinøff dijo...

Pero a veces la condición humana también es maravillosa (supongo que ahí radica lo terrible)

Abrazos, amigos

Elgatosierra dijo...

El que a veces (qué pena, sólo a veces) sea también maravillosa es el único consuelo y esperanza que tenemos.
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos.
Elgatosierra

q u i n ø f f dijo...

Szpilman: enlace repuesto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba