domingo, 4 de julio de 2010

ORFEO... de Carl Orff

Ninfas escuchando a Orfeo

Las ninfas escuchando tocar la lira a Orfeo
(Charles François Jalabert, 1851)


por Itzel V.


Carl Orff fue un compositor nacido en Munich en 1895. A los cinco años inició sus estudios de piano, órgano y cello y en 1937 saltó a la fama cuando dio a conocer su cantata Carmina Burana, una especie de recreación en clave moderna de poemas medievales.

Antes de dicha obra, Orff se había sentido atraído por la música renacentista y barroca. Esta afición lo llevó a hacer arreglos o versiones libres —como él mismo las denominó— sobre algunas de las obras de Claudio Monteverdi, como Orfeo, el Baile de la Ingrata y El lamento de Ariana, todas ellas estrenadas en 1925 y publicadas definitivamente en 1940.

Era habitual escuchar a Orff hablar sobre la música elemental. Sin embargo, lo elemental en su música nunca fue sinónimo de música pura, como pretendió Varése, ni le interesó la idea de música absoluta al estilo Wagner. Lo elemental para él era encontrar en la música su causa primigenia en tanto una expresión del sentimiento humano; concepción en boga durante todo el siglo XIX y agotada por exceso de uso entrados los primeros años del siglo XX.

OrffEste afán por encontrar en la música lo que es en sí misma, lo llevaría a buscar su propio camino lejos del poswagnerismo y cada vez más cercano a Monteverdi, primero, y a la Tragedia Griega, después, si por ésta entendemos una representación en donde palabra, poesía, canto, teatro, danza y música se dan cita para ofrecer al espectador un acontecimiento que afectará directamente todos sus sentidos.

Teniendo esto ya en mente, se pone a trabajar para devolver nuevamente a escena la obra cumbre de Monteverdi, Orfeo. Sin embargo, tal empresa le valió múltiples problemas por el hecho de no ser una mera reconstrucción histórica, sino una especie de recreación del original.

Así pues, en primer lugar, tradujo el texto al alemán. Luego, redujo de cinco a tres la cantidad de actos. En materia de armonías, introdujo series innovadoras que, según él, podrían haber estado presentes ya en la elaboración del propio Monteverdi, pero que fueron desechadas por considerarlas incomprensibles para el escucha de la época. Por último, su ideal consistió en que fueran instrumentos originales de la época los que procedieran a la interpretación… algo que debió ser reconsiderado dado que eran instrumentos de museo, los cuales por el sólo hecho de ser retirados de las vitrinas se desgastaban o quedaban inutilizados.

Fragmento del Orfeo de Monteverdi/Orff

A pesar de todo esto, la obra se estrenó en Mannheim en abril de 1923. La crítica calificó el resultado como un experimento interesante, pero inválido para ingresar al repertorio.

Hacia el final de sus días, Orff consideró que su trabajo con la obra de Monteverdi le había sido de suma utilidad, habiéndole permitido acercarse a una búsqueda propia, pero llevado de la mano de un gran maestro del pasado.

OrffTraemos a ustedes el Orfeo en revisión libre de Carl Orff en la estupenda versión de Herman Prey (Orpheus), Lucía Popp (Eurydike), Rose Wagemann (Die Botin) y Karl Ridderbusch (Der Wächter der Töten). Los Coros y la Orquesta de la Radiodifusión de Munich, todos dirigidos por Kurt Eichorn. ¡Ojalá la disfruten!

DESCARGAR en formato MP3.

3 comentarios:

Francisco Ramirez dijo...

Es la primera vez que escribo y solo para felicitarlo por esta obra de Orff tan poco conocida y aun menos divulgada. De hecho, llevo un tiempo buscandola pero me encuentro con que esta agotada. Ahora es una excelente oportunidad para obtenerla.
Gracias.
Francisco Ramirez
Estado de Mexico, Mexico

Deutsches Requiem dijo...

En definitiva, sorprendente. Felicidades y de antemano gracias por una obra de difícil acceso en mi ciudad. Por otro lado, considero a Orff el Hölderlin de la música. Grecia es la gran nostalgia de nuestra civilización.
Espero que el siglo XXI permita al menos revalorar las aportaciones de este gran compositor alemán. Felicidades tambien a Itzel Valva por la excelente nota.

Saludos cordiales desde Monterrey, México.

q u i n ø f f dijo...

Enlace repuesto!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba