jueves, 31 de diciembre de 2009

2010



2 comentarios:

Petoulqui dijo...

¡Feliz Nuevo Año 2010, Noble Quinoff!

Me llenó de alegría leer tu comentario.

Un gran abrazo para vos también.

Julio P.

Pd. Por cierto, aún cuando no soy afín a los fuegos artificiales, al ver las imágenes que posteaste no pude evitar un sentimiento de esperanza (no sé por qué, a lo mejor no es necesario pensar en las razones, quizás no las hay). Lo reitero: un abrazo, Joaquín.

Pdd. Y ya que comencé con esto de las postdatas. Mirá que si vos me envidiás mis voracidades lectoras, yo no envidio menos tus erudiciones musicales (jaja); pero son envidias de las sanas, me supongo. Saludos, amigo mío.

Elgatosierra dijo...

Aún no se ha terminado enero, el primer mes del año, y la catástrofe de Haití ya ha colocado todas nuestras esperanzas en su sitio. Cómo podemos convivir con tanta desgracia y tanta pobreza. Quizá no sea suficiente solo pensar en las razones, sino además hacer algo...
Miedo me da pedir que el año sea feliz. Me conformaré solo con que no siga siendo tan malo.
Se te saluda muy cordialmente Julio.
Salud, paz, sonrisas y saluditos.
Elgatosierra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba