jueves, 24 de diciembre de 2009

EL ARPA CELTA



Tres cosas no podían ser embargadas a un hombre endeudado en el Gales medieval: ni su caballo, ni su espada… ni su arpa. Este detalle pintoresco, contado por Chautebriand, revela la inmensa consideración recibida por aquel instrumento en la Gran Bretaña de los celtas.

Nacida en Oriente como casi todo, el arpa llegó a las islas británicas en algún momento del siglo VI. Su sonoridad cautivó a los bardos, esos hombres cuyo oficio era retener la memoria, y los acompañó a través de Irlanda, Escocia y el resto de Inglaterra.

Cuando los reyes ingleses alcanzaron la hegemonía sobre el territorio británico, se empeñaron en erradicar las costumbres de los reinos sometidos practicando una verdadera “conquista cultural”, que alcanzó extremos de dureza con Isabel I y Oliver Cromwell: los bardos eran ejecutados y las arpas destruidas. Junto a la gaita, el arpa se convirtió en un instrumento proscrito.

Pero esa voz hostilizada volvió. Y les traigo ahora un disco dedicado al Arpa Celta, con un repertorio que abarca desde la Edad Media hasta la actualidad. El disco es bueno. Tanto, que alguien me lo sacó y todavía no me lo devuelve... Afortunadamente existía una copia que obsequié a un amigo, y de ella pude recuperar la música que hoy les comparto. A falta de folleto, completé la información con ayuda de Internet.

La grabación proviene de 1977 y el intérprete es Régin Chenut, de quien nada he podido averiguar más allá de su nombre. Pero definitivamente es una de las grabaciones más sugestivas y mejor conseguidas que he escuchado en este género apodado “celta”. Chenut nos habla mediante la música de sus manos. Para embelesarnos se sirve del cristalino acontecimiento de sus cuerdas, cuya pureza de sonido se aviene muy bien con esta luminosa época del año. Disfruten la tradición instrumental que los bardos iniciaron hace mil años, AQUÍ.

3 comentarios:

leiter dijo...

Joaquín, si me lo permites, un breve consejo: NUNCA dejes prestado un disco a nadie. Todavía estoy esperando yo a que me devuelvan mi integral sinfónica de Brahms por Giulini. Llevo esperando once años...

Poética entrada, al igual que el instrumento. Saber tocar bien un arpa está sólo al alcance de unos privilegiados (Privilegiadas, mejor dicho)

Un abrazo

Quinøff dijo...

Sabias palabras... En lo que a este disco se refiere, me descompone ver ahora lo caro que se ha vuelto por su escasez. ¡Era rico y no lo sabía!

¿La integral sinfónica Brahms/Giulini? Pffffff... Casi dan ganas de ir a buscar los discos portando un objeto contundente. Por ejemplo, una bicicleta! ¿Y es un amigo el que tiene tus discos todavía? Tal vez piense: "Soy amigo de Leiter, pero más amigo de Giulini."

En cuanto al arpa, es uno de mis instrumentos favoritos. Casi aprendí a tocar arpa, pero el piano prevaleció.

Un abrazo!

Elgatosierra dijo...

Qué cambio amigo Quinoff, ya nos pasará la tarjeta de su asesor de imagen. JAJAJA
No sé por qué cada vez que escucho el arpa celta automáticamente me viene a la cabeza Assurancetourix. Bueno, quizá sí se por qué. JAJAJA
Lo mejor de todo es que Régin Chenut no provoca tormentas como aquél, sino que nos deleita con su maravillosa habilidad. Maravilloso regalito.
Se le saluda cordialmente Leiter. Una ventaja es que ya no hace falta dejar prestados los discos, con el ordenador les puedes pasar una copia fácilmente. Así ni pierdes el disco ni pierdes el amigo. Aunque si es capaz de perder la amistad por un disco no merecía mucho la pena.
Salud paz y unas sonrisas para Régin y Quinoff.
Elgatosierra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba