lunes, 2 de mayo de 2011

MOZART / Gran Misa en Do menor / FRICSAY



Para el profesor que dirige cierto coro universitario en donde canta uno de mis mejores amigos, el Kyrie de la Gran Misa en Do menor, de Mozart, es el más perfecto de la Historia. Aunque no comparto ese juicio —mi “credo polifonista” en lo que a música sacra se refiere ya lo he expuesto en algún post anterior— no puedo menos que sentir simpatía por una admiración tan encendida. Casi estoy dispuesto a dejarme persuadir. Es que el entusiasmo suele ser clarividente; en el caso mencionado, por ejemplo, la opinión fervorosa del profesor restituye al genio austríaco la verdadera hondura que poseen sus obras religiosas, algo que a menudo le ha sido negado. Es cierto que hay muchos recursos en ellas que delatan al compositor de ópera, y además están impregnadas por el estilo de su época, cuando los palacios ejercían influencia sobre las capillas y no al revés. Pero Mozart es Mozart... y eso significa que fue incapaz de una sola cosa: escribir música sin alma.


Fragmento del «Sanctus»

Por ello, si buscamos inspiración religiosa, la vamos a encontrar. En primer lugar está traducida como algo que siempre perciben los artistas: la noción de un gran Misterio disimulado tras la realidad. ¿Cómo no sentir algo de eso en la ominosa introducción del Kyrie? Luego está el Mozart comunicador, que le da voz y alas al sentido de aquello que se canta. Resplandece, por supuesto, el arte del compositor, haciendo suyos los recursos de la música occidental con habilidad tan consumada, que todo ocupa su lugar como si no hubiera nada más fácil y espontáneo, ni más lógico y natural. ¡Misterio de la inspiración! Además se luce el habilísimo escritor vocal, que puede ser exigente pero nunca cruel, y en todo momento sabe qué pedir, y cómo, a cada tesitura.

En fin, grandes obras como ésta operan a la manera de “gafas” mediante las cuales uno logra distinguir mejor la textura maravillosa de la vida, y con eso, recuperar la posibilidad del asombro.

Asombro, nada menos, experimentaremos también ante la calidad de los intérpretes: el gran Ferenc Fricsay dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de Radio Berlín, al Coro de la Iglesia de Santa Eduvigis y, como solistas, a Maria Stader (1ª soprano), Hertha Töpper (2ª soprano), Ernst Haefliger (tenor) e Ivan Sardi (bajo)... ¿Alguien reconoce este equipo? Pues justamente es el mismo que grabaría una versión antológica de la Misa mozartiana para Deutsche Grammophon en 1959. El presente registro en vivo tuvo lugar justo el día anterior a la famosa grabación de estudio para el sello amarillo. El motivo fue la gala de reapertura del estudio Sender Freies Berlin, el 29 de octubre de 1959.

Vale la pena reproducir una parte del folleto que acompaña el disco (y la descarga):
Esta grabación de la Gran Misa en Do es un testimonio precioso de la fecunda colaboración que existió entre Ferenc Fricsay y un grupo de grandes artistas de la posguerra. Los cuatros solistas de esta ocasión eran todos asiduos del maestro húngaro. La contralto Hertha Töpper, el tenor Ernst Haefliger y la soprano Maria Stader participaron con frecuencia en los conciertos de Fricsay, quien los ‘prestaba’ muy a menudo a Karl Richter, otro gran director conocido principalmente por sus interpretaciones de Bach. No olvidemos al bajo Ivan Sardi, quien más tarde cantaría Masetto bajo las órdenes de Fricsay con la misma orquesta y junto a otro de sus cantantes favoritos —Fischer-Dieskau— en el rol de Don Giovanni. Sin embargo, no cabe duda que fue Maria Stader la que más veces relacionó su nombre con el de Ferenc Fricsay. Junto al maestro grabó desde las Estaciones de Haydn al Requiem de Verdi, pasando por Donizetti, Gluck, Rossini y sobre todo Mozart. Precisamente esta combinación ‘Fricsay / Mozart / Stader’ queda bien ilustrada por esta grabación en directo, realizada en la Grosser Sendensaal en el Sender Freies Berlin el día de su inauguración. De hecho, constituye una suerte de ‘ensayo de gala’ para la histórica grabación que harían los mismos artistas al día siguiente para Deutsche Grammophon.
El libreto alaba también, con pormenorizada justicia, el desempeño de la soprano húngara Maria Stader, quien verdaderamente se luce, ora por virtudes técnicas, ora por el gozoso espíritu que anima su interpretación mozartiana. Esto dicho, les dejo a ustedes una memorable versión de la Gran Misa en Do menor, K. 427, recordando muy especialmente a mis amigos Gatosierra, Julio y Leiter, con quienes comparto entusiasmo hacia la figura del gran director que fue Ferenc Friscay.

D E S C A R G A

MP3 CBR 320 kbps | scans | 14 tracks | RAR 133,7 MB

5 comentarios:

Carlos-Vladi dijo...

Esa misa tiene muchos momentos especiales, pero si debo escoger uno que nos enfrente al misterio de esta obra inacabada elijo los 12compases que dura el GRATIAS...

Elgatosierra dijo...

Muchas gracias por el recuerdo QUINOFF. Creo además que con esos amigos compartimos también la admiración por Wolfi y el amor a la buena música. JAJAJA
Y qué placer encontrar aquí también al bueno del Maestro Carlos-Vladi, se le saluda muy cordialmente amigo. Sí, definitivamente el "Gratias" es un momento sublime en una partitura repleta de detalles geniales.
Esta versión se puede colocar perfectamente junto a del mismo Fricsayla para DG, o aquellas otras de Leppard con Cotrubas, Kanawa, Krenn..., para EMI, o la de Karajan con Bell, Hendricks, Perry..., para DG. Ninguna de ellas defraudará a un melómano
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos para todo el fogón.
Elgatosierra

alejandroalemania dijo...

Solo escuchar los primeros compaces de esta Cantata religiosa, la Gran Misa, se viene una monumental composicion, me pregunto como hubiera sido las otras partes inconclusa, se de que existe las partes faltantes, pero no sabemos si son esas o no, lo importante que tenemos el grueso de la obra. Gracias Mozart, y a este blogger. :)

Sergio dijo...

Sencillamente, gracias por esta grabación! Ultimamente, tengo a Fricsay como director de cabecera y poco a poco voy escuchando las grabaciones que logro conseguir. Espero poder encontrar por ahi el Rapto en el Seraglio.
Saludos!

q u i n ø f f dijo...

Link repuesto!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba