martes, 10 de mayo de 2011

Bombones Finlandeses

kiira korpi
...y no me refiero a la bellísima Kiira Korpi


FINLANDIA tiene la particularidad de no tener himno oficial: Maamme, el que hace las veces de tal, nunca ha sido oficializado. Fue escrito originalmente en sueco y además su música, de autor alemán, funge también como himno nacional... de Estonia. Pero el país encontró un temprano cantor entre sus artistas: Jan Sibelius; al margen de los múltiples análisis, lecturas, distingos, oposiciones y fervores suscitados por el compositor finés en el mundo artístico desde su aparición, para sus compatriotas la verdad es una sola: Sibelius es Finlandia en música.

La nación de los cien mil lagos (188 mil, para ser exactos) y las espléndidas auroras boreales se encontraba en plena eclosión nacionalista a fines del siglo XIX, cuando Sibelius ocupó su lugar en el panorama cultural de la nación en ciernes. Otros músicos habían ensayado caminos, y la saga mítica Kalevala —serie de cantos ancestrales tomados de la tradición oral— asumió el rol de “Gran Relato” desde donde conjurar la propia identidad.

Segmento con el «Himno de Finlandia» en el poema sinfónico de Sibelius

aurora boreal Aurora boreal

Las relaciones con la Rusia de los Zares atravesaban entonces un mal momento. Finlandia era un Gran Ducado semi-autónomo del Imperio ruso: se gobernaba con leyes propias, mantenía su religión ajena al gobierno de los popes ortodoxos, y a sus hombres exentos del servicio militar obligatorio para la mayoría de las provincias. Pero en 1899 el Zar Nicolás II firmó el “Manifiesto de Febrero” con el cual aprobaba la política de rusificación del país. Las protestas no se hicieron esperar. Nuestro compositor se sumó al avivamiento de los ánimos con su arte, y así fue como escribió la Música para las Celebraciones de la Prensa [op. 25/26] aquel mismo año, consistente en una corta obertura y seis tableaux (cuadros vivos) sobre escenas históricas, autoría de Kaarlo Bergbom, con textos de Eino Leino y Jalmari Finne. El último tableaux se tituló “Finlandia despierta”, y caló hondo en el auditorio. Sibelius lo revisó por separado al año siguiente y desde su publicación como poema sinfónico independiente, cobró una popularidad que no se ha marchitado. Al propio compositor le acabó disgustando recibir cartas, durante su retiro en Ainola, que alababan su arte citando meramente “Finlandia” y el “Vals Triste”...

El “Himno de Finlandia” que suena en determinado momento de la obra inició una carrera propia. Fue arreglado para coro de voces masculinas con palabras de Wäinö Sola, en 1937, y de Veikko Antero Koskenniemi en 1940. Conservando la letra de este último, el himno fue trasladado a coro de voces mixtas en 1948.

Veikko Antero Koskenniemi, 1940

Oi, Suomi, katso, sinun päiväs' koittaa,
Yön uhka karkoitettu on jo pois,
Ja aamun kiuru kirkkaudessa soittaa,
Kuin itse taivahan kansi sois'.
Yön vallat aamun valkeus jo voittaa,
Sun päiväs' koittaa, oi synnyinmaa.

Oi, nouse, Suomi, nosta korkealle,
Pääs' seppelöimä suurten muistojen.
Oi, nouse, Suomi, näytit maailmalle,
Sa että karkoitit orjuuden,
Ja ettet taipunut sa sorron alle,
On aamus' alkanut, synnyinmaa.
Traducción aproximada

Finlandia, tu día por fin se levanta;
La noche y sus amenazas caen ante la luz,
Canta de nuevo la alondra al rayar el alba,
Llenando el aire hasta los altos cielos,
La mañana resplandece sobre la oscuridad vencida;
Ha llegado tu día, mi tierra natal.

Levántate, oh Finlandia, mira con orgullo al porvenir,
Recuerda otra vez tus valientes hazañas;
Levántate, oh Finlandia, y a la vista del mundo
Borra de tu frente la mancha de vil esclavitud.
No te quebrantó el dominio del opresor;
Ha llegado tu día, mi tierra natal.

Precisamente les comparto hoy el Poema Sinfónico “Finlandia” Op. 26, en versión de Leif Segerstam y la Filarmónica de Helsinki, con la particularidad de incluir un coro de voces masculinas en la sección del Himno. AQUÍ.

Y además, la versión a capela, AQUÍ.

2 comentarios:

Elgatosierra dijo...

Ah no, a mí no me engañas, yo sé muy bien que cuando hablas de ‘bombones finlandeses’ claro que te estás refiriendo a Kiira Korpi, y si no por qué ibas a tener su foto, barbián. Además a ti te gustan mucho los deportes, y con lo bien que patina esta niña está todo muy claro. ¡Y vaya cuerpo te tiene la Korpi! Así que no vengas con cuentos orientales (Sherezade…, otra que tal baila). Y tampoco tienes que avergonzarte por ello, es normal, eres joven y todo eso...
Lo único que no entiendo es esa hoja con algunas palabrejas en italiano y llena de gurrapatos. JAJAJA
Lo de la música está muy bien, es muy bonita. Y qué buena justificación para ponernos la foto de tu amiguita. Pero no cuela. JAJAJA
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos para todo el fogón.
Elgatosierra

Quinøff dijo...

Gato de poca fe, cómo dudáis de la nívea limpieza de mis intenciones... Si la foto de Kiira Korpi está ahí simplemente para aclarar que no me refería a ella (esta vez, jajaja). Amigo, fue gracioso tu comentario, gracias. Hay que admitir que esta vez sí urdí una elaborada justificación para camuflar mis intereses, jaja. En fin, este Gato ya me conoce bien, y así no hay manera.
De todas maneras, conste que sí me gusta mucho (mucho realmente) este poema sinfónico sibeliano. Ando en temporada nórdica últimamente, y creo que la Korpi algo tiene que ver en ello, jeje
Grandes saludos, y a todos!

Quinoff

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba