domingo, 4 de octubre de 2009

[Poesía] GEORG TRAKL


Grodek


Al anochecer resuenan los bosques otoñales
de mortíferas armas, las áureas llanuras
y lagos azules; arriba el sol
rueda más lúgubre; abrazan la noche
moribundos guerreros, la salvaje queja
de sus destrozadas bocas.

Pero tranquila se recoge en los prados
una nube roja, donde un furioso dios habita,
la sangre derramada, frescura lunar;
todas las calles desembocan en una negra podredumbre.

Bajo el dorado ramaje de la noche y las estrellas
oscila la sombra de la hermana a través de la silente arboleda,
para saludar el espíritu de los héroes, las sangrantes cabezas;
y suaves resuenan en el junco las oscuras flautas del otoño.

¡Oh el más soberbio luto! Vosotros altares de bronce,
la caliente llama del espíritu se nutre hoy de un violento dolor,
los nietos no nacidos.


Georg Trakl

1 comentario:

Elgatosierra dijo...

Lisístrata: “Lampito, todas las mujeres toquen esta copa, y repitan después de mí: no tendré ninguna relación con mi esposo o mi amante... Aunque venga a mí en condiciones lamentables... Permaneceré intocable en mi casa... Con mi más sutil seda azafranada... Y haré que me desee... No me entregaré... Y si él me obliga... Seré tan fría como el hielo y no le moveré... ¿Todas han jurado?” (Aristófanes)
Salud, paz y una sonrisa para Lisístrata por favor, porque nunca habrá suficientes Lisístratas sobre la faz de la tierra.
Elgatosierra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba