miércoles, 21 de octubre de 2009

CLUYTENS interpreta a MUSSORGSKY, RAVEL y STRAVINSKY



Un lujo. Eso les obsequiaré esta vez. André Cluytens, belga de nacimiento y francés en todo lo demás, fue uno de los grandes directores del siglo XX. El olvido a medias que hoy cae sobre su figura envilece el negocio discográfico y nos sigue privando de un talento revelador.

Este auténtico chevalier en quien la elegancia se mezclaba con la energía y la lucidez —“mirarle era ya una alegría”, rememora Anja Silja— dirigió como nadie el repertorio francés pero además la gran literatura germánica, adentrándose en Beethoven y Wagner hasta donde sólo llegan los mejores intérpretes.

Cluytens, que hablaba seis idiomas, se paró al frente de orquestas de toda Europa, pero la “verde colina” de Bayreuth le deparó en los años 50 un encuentro de esos que trastocan la vida: Anja Silja, entonces joven amante de Wieland Wagner y además una de las luces de Bayreuth por mérito propio, cautivó el corazón del director 35 años mayor. Él optó por alejarse de Bayreuth en silencio por respeto a Wieland, que no entendió los motivos de ese abandono. Se interrumpió así una trayectoria wagneriana insigne, pues todo lo que Cluytens dirigió allá se cuenta entre las cumbres del Festspielhaus.

La grabación que hoy les comparto encuentra a Cluytens dirigiendo en Italia, en 1962. Las orquestas de la RAI eran buenas, aunque sin competir con sus congéneres de Europa central. La grabación es una toma en vivo, con los pros y contras que eso ocasiona: ruidos, toses, pero también expectación, energía. Y con ese “tono sepia” que brinda encanto propio a los registros antiguos. Cluytens, raveliano estupendo, saca todo lo francés que existe en la transcripción de los “Cuadros...” de Mussorgsky (personalmente disfruté aquellas piezas que no me atraían antes, como “Tullerías” y “El Mercado de Limoges”). “La Valse”... una maravilla: ¡así se interpreta a Ravel! Por fin, “El Pájaro de Fuego” de Stravinsky recupera ese enfoque que a veces olvidamos: es música rusa realizada en ambiente parisino. Los planteamientos orquestales muy bien lucidos, y además una interpretación que se mueve entre el misterio, el encanto y el permanente entusiasmo.

¿Y Anja? La historia no es tan alegre. Cluytens no pudo ocultar eternamente sus sentimientos, que afloraron tras la muerte de Wieland en octubre de 1966. Pero la soprano germana y el maestro de Amberes tuvieron menos de un año para relacionarse, verse y escribirse. El cáncer se llevó al gran André Cluytens en junio de 1967, a los 62 años. Hoy, Anja Silja vive en París, en la misma casa que fuera del director pues, como ha dicho en una entrevista, allá donde esté Cluytens, la está esperando. Romántico, sin duda. Wagneriano, también. Es que Cluytens siempre llega para quedarse.

Compruébenlo ustedes... AQUÍ.


NOTA: André Cluytens fue maestro de Georges Prêtre, el magnífico director francés cuya versión de los “Cuadros...” pueden encontrar en el blog Oído Fino, del siempre impecable Fernando Toledo. Seguramente descubrirán reminiscencias del maestro en el discípulo. Creo que dirigir con las solas manos es uno de estos legados.

12 comentarios:

Elgatosierra dijo...

Elgatosierra al aparato
La fragancia que se desprende de esta interpretación de "La Valse" de Ravel es absolutamente portentosa. Solo Munch y Paray resistirían la comparación.
A propósito de algo que ha dicho Quinoff sobre Cluytens en Bayreith, me gustaría comentar que fue tan gran director que el propio Hans Knappertsbusch se lo llevó para allí.
Después de la Segunda Gran Estupidez Mundial el Festival de Bayreuth estaba paralizado. Winifred Wagner (de soltera Williams), viuda del fallecido Siegfried Wagner (hijo del compositor), se vio obligada a dejar la dirección del festival acusada de colaboracionismo con el partido y el régimen nazi (Bastet la castigue).
La dirección recayó sobre su hijo Wieland. Las representaciones se reanudaron en 1951. Este periodo, más o menos (más más que menos), de 1951 a 1962, se le ha dado en llamar “NUEVO BAYREUTH”, y atención al elenco:
Director artístico (el cerebro del meollo): Wieland Wagner (nieto del compositor).
Director gerente (el que manejaba la pasta): Wolgang Wagner (hermano del anterior y también nieto del compositor).
Director musical: Hans Knappertsbusch (el que más dirigió).
Director de los coros: Wilhem Pitz (¡qué coros aquellos!).
Directores de la casa: ANDRÉ CLUYTENS, Eugen Jochum, Joseph Keilberth, Clemenss Krauss y Wolfgang Sawallisch.
Directores invitados: Circunstancialmente se invitó a Wilhelm Furtwängler, Herbert von Karajan y Rudof Kempe.
Qué les parece el equipo de directores, no es para ponerse de rodillas.
Salud, paz y una enorme sonrisa para CLUYTENS por favor.
Elgatosierra

Classic Musica dijo...

Me ha gustado este artículo. No me acordaba ya de Cluytens, es triste como se van olvidando nombres ilustres de la música con el paso del tiempo, a excepción de unos pocos.
Muy romántica su historia con la cantante.
Saludos.
(Gracias por poner mi blog en tu lista, cuando me decida a poner una también estarás).

robin dijo...

Merci Quinoff pour cet article ! (Escribo en francés para el Gato...) Je n'avais jamais entendu cette jolie triste histoire de Cluytens et Anja Silja, ni que cette dernière habitait à Paris.
Abrazos,
Robin

Elgatosierra dijo...

Hola Robin, soy Elgato.
Muchas gracias por el detalle.
Creo que Quinoff se está aficionando a Cluytens, no me extraña porque es un director sensacional, y te dará algunas sorpresas más.
Salud, paz y una sonrisa por favor.
Elgatosierra

ipromesisposi dijo...

Gracias por darnos a conocer esta fantástica versión. Me permito sugerirle la visita a mi blog donde he desarrollado una discografía comparada de esta obra, tanto en su versión orquestal como la original para piano:
http://ipromesisposi.blogspot.com/
Gracias por su tiempo.

Quinøff dijo...

Robin, qué gusto volver a verte por aquí. Puedes apropiarte de este post, pues aunque no puse dedicatoria, es un homenaje a la douce France y a los amigos que de allá provienen. Como dice el Gato, espero ofrecer más de Cluytens y de la música francesa en este blog.

robin dijo...

Quinoff, la douce France te agradece la casí dedicatoria, jejeje...te cuento que paso a menudo por aquí pero escribir es otra cosa.
Abrazos

Fernando G. Toledo dijo...

¡Clap, clap, clap, clap!

Quinøff dijo...

Link repuesto!

Jorge dijo...

Hola. Sr Quinoff; no tendrá Ud por casualidad los "Cuadros" de Mussorgsky por Roberto Bravo? En formato digital no los encuentro... ¡help!
si me ayudara se lo agradecería de corazón, saludos desde Valpo.

Quinøff dijo...

No los tengo, Jorge, pero haré lo posible por encontrarlos. Todo sea por un porteño, jeje
Saludos!
J.

q u i n ø f f dijo...

Enlace repuesto

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba