miércoles, 12 de enero de 2011

SCHUBERT y WEBER según FURTWÄNGLER



Fragmento de la Novena de Schubert dirigida por Furt. Noten las distintas atmósferas, las transiciones, la acumulación y descarga de tensión, etc.

“Una vez que el rubato ha sido calculado científicamente, éste deja de ser cierto: el ejercicio de la Música no es lo mismo mientras ésta se esfuerce por conseguir logros. Intentar es lo que cuenta. Por ejemplo, tome las esculturas de Miguel Ángel: algunas son perfectas, de otras no quedan más que piezas. Y aún así, las últimas son para mí las primeras que más me afectan, ya que en ellas siento el sello del deseo, el progreso de un sueño. Eso es lo que despierta mi pasión: fijar sin dejar cuajar, tocar en el momento justo, concebir una pieza musical en toda su superior coherencia; en otras palabras, dar a los movimientos del alma un nuevo balance arquitectónico.”

Wilhelm Furtwängler

Escultura de Miguel AngelPrisionero despertando (1530), obra inacabada de Miguel Ángel
Los años finales de la Segunda Guerra Mundial encuentran a Furtwängler al frente de la Filarmónica de Berlín dirigiendo su habitual repertorio centrado en el Romanticismo, con esporádicas incursiones hacia períodos anteriores y, menos, posteriores. La antigua sede de la orquesta —reducida luego a escombros por las bombas aliadas— recibió al director y sus filarmónicos en una serie de conciertos destinados a la difusión en directo por radio. Había cuatro micrófonos, uno principal delante del podio y otros tres en el fondo de la orquesta. Eran omnidireccionales, por lo cual capturaron juntos música y ruido ambiental, con las infaltables toses en primer término. El sonido se trasmitía por cables telefónicos a la central de Radio Berlín, donde sería registrado cuidadosamente en carretes con cinta de óxido de hierro. Varios de estos carretes se perdieron o dañaron, y los sobrevivientes fueron confiscados como botín por las tropas rusas cuando tomaron la capital alemana.

El primer destino de estas emisiones radiales era la moral de las tropas —irónico juego de palabras— lo cual provoca una comprensible reticencia en no pocas personas. Furtwängler, empero, ambicionaba más bien llegar con su música a la población civil, ayudándola a resistir el clima de guerra mediante la esperanza y humanidad contenidas en la obra de los grandes maestros. Es que la sombra de un vuelco trágico de los acontecimientos iba colándose en las intuiciones de todos, a despecho de la propaganda oficial... la misma que, hay que admitirlo, hacía uso del talento artístico de su orquesta estrella.

Se ha dicho que la intensidad de estas interpretaciones provenía del miedo, o de la incertidumbre que rondaba entonces la vida cotidiana. Para muchos, cada concierto de éstos podía ser el último. Furtwängler había llegado a un punto de su arte en el cual su genialidad improvisatoria fue capaz de plasmar no sólo la música misma, sino las emociones subyacentes al auditorio. Nunca fue tan tenso ni tan abigarrado ni tan impredecible. Asimismo, la Filarmónica comprendía la más mínima insinuación de su director y era capaz de seguirlo aun si su inspiración modificaba el curso de una interpretación sin aviso. Con todo, este pathos no desfiguró la identidad de ninguna obra. En la grabación que hoy les comparto escucharemos la Novena Sinfonía de Franz Schubert, grabación de 1942, y la Obertura “El Cazador Furtivo” de Carl Mª von Weber, emitida el año 1944. ¡Disfrútenlas tan intensamente como suenan!

D E S C A R G A

MP3 CBR 320 kbps | 5 Tracks | Full Scans | RAR 148,6 MB

2 comentarios:

Mari dijo...

Como he disfrutado de esta maravillosa grabación de la Grande.!

Y leer lo que dijo Furtwängler sobre el rubato
por eso suena todavia moderna y nueva sin haber sido modificada
"el sello del deseo, el progreso de un sueño..."
Gracias por estos maravillosos momentos Joaquin

Quinøff dijo...

Cuánto me alegra, Mari! Las palabras de Furt son una guía muy precisa de sus propias intenciones musicales, y por eso las coloqué a manera de introducción. Esta versión de ‘la Grande’ hace honor al apodo de la sinfonía; algo parecido, quizá mejor, sólo se halla con el mismo Furtwängler en una grabación posterior, de los 50. El Gato me corrije si ando descaminado.

Cariñoso abrazo, Mari, gracias por visitar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba