lunes, 6 de septiembre de 2010

WAGNER / Coros de Óperas / Karajan, 1948


El genio operático de Wilhelm Richard Wagner se prodigó en efectivas escenas corales, generando un apartado siempre bienvenido de su magna producción. Obras como Lohengrin, Tannhäuser, Los Maestros Cantores o El Holandés Errante han dejado a la posteridad páginas que saben despertar entusiasmo. La influencia de la Grand Opéra francesa, y aún más, de Weber (junto a la larga tradición coral de los países germanos) es visible en estas composiciones, siempre bien compenetradas de sentido dramático; es decir, podemos disfrutarlas como aquí se las ofrezco hoy, aisladas en un grato pot-pourrí, pero todas ellas están ligadas íntimamente a la trama de la cual son partícipes. En algún momento hacia 1850 Wagner postuló la desaparición del coro en el teatro musical, pero pronto dio pie atrás en su teoría. Pocas retractaciones han sido más afortunadas.

La grabación merece un rápido comentario. Acabada la Segunda Guerra, el mundo alemán sobreviviente fue sometido al escrutinio de los Aliados para erradicar hasta la última fibra del Reich. Muchos artistas pasaron por la así llamada desnazificación —“purgatorio” con que reparar sus lamentables simpatías por los vencidos— en virtud de la cual se les prohibía ejercer su oficio, o se les obligaba a desarrollarlo en destinos secundarios. Karajan fue uno de los castigados, y el año 1948 lo encontramos dirigiendo en Viena. Lo notable del caso es que las grabaciones de aquella época (cortesía de los ingleses y de Mr. Legge) figuran entre lo mejor que produjo el maestro de Salzburgo en toda su carrera. Cierto que la incipiente tecnología y su propia juventud retrasan su espectacular concepción del sonido, que décadas después lo hará tan célebre; pero nadie podrá criticar su energía, sus inspiradas ideas o su autoridad en el repertorio que decidía abordar.

Así pues, hoy les dejo este Karajan, que no es el más conocido, al frente de la maravillosa Filarmónica de Viena y el Coro de la Ópera Estatal de Viena.
... A Q U Í

9 comentarios:

Elgatosierra dijo...

Éste SÍ es mi Karajan.
Saludos muy cordiales desde aquí para el amigo Ernesto.
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos para la concurrencia de este fogón.
Elgatosierra

I. v. Paixao (El Karajan del Gatosierra) dijo...

Lo más destacado de este disco a mi juicio, es el Coro de los Invitados del Segundo Acto de Tannhäuser. Es una de las páginas musicales más brillantes de la Historia, producto de la mente genial del pentagrama como Richard Wagner, de lejos mi predilecto junto con Beethoven. Y la Dirección de Karajan está repleta de criterio y excelencia germánica.

El disco -muy difícil de conseguir ciertamente- es más que recomendable: es INDISPENSABLE en la colección de todo melómano, especialmente de los wagnerianos.

Y lo estoy viendo con mis propios ojos: ELGATOSIERRA dice "MI Karajan"!Voy a enmarcar eso y le chantajearé por toda su vida: yo sabía que tampoco él podría escapar al embrujo de Karajan!

Mil abrazos a todo el Chile querido.

Elgatosierra dijo...

¡Qué poco me conoces Iván!
El Karajan de los primeros años era genial, luego se divinizó y la fastidio.
Su integral de las Sinfonías de Beet para EMI es la mejor de todas las que hizo, y sus versiones de las tres Óperas de Mozart para la misma discográfica están escritas para siempre con letras de oro en la historia de la fonografía, las versiones que grabó más adelante para DG se las podía haber ahorrado, para no manchar su legado… JAJAJA
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos para toda la parroquia.
Elgatosierra

I. v. Paixao (El Karajan del Gatosierra) dijo...

Con el perdón de nuestro amigo Joaquín -dueño de casa-, lo cierto es que te he atrapado Gato: yo sabía de tu preferencia por las grabaciones de Karajan en aquellos años; lo que jamás me esperé es que lo declararas de tal forma que yo pudiera sabotearte a mi entero gusto, JAJAJA!

Pero ya que hablas de las Óperas de Mozart, ayer estuve recordando La Flauta Mágica de aquellos años y es ciertamente exquisita de escuchar.

En fin mis queridos acompañantes de melodías, no imaginan lo que me he divertido hoy a costa de Miguel Ángel: no resultó tan "anti-Karajan" como me quería hacer creer!

Un abrazo a todos.

Elgatosierra dijo...

¿¡Y quién es ese Miguel Ángel!? Seguro que será algún tonto... JAJAJA
Iván, te recomiendo que hoy recuerdes aquellas "Bodas..." JAJAJA
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos para la concurrencia de este fogón.
Elgatosierra

I. v. Paixao dijo...

El tal Miguel Ángel es un personaje que se dedica a pintar gatos en cuanto muro se encuentra, mientras canta "Non piu andrai farfallone amoroso", al compás de una buena batuta de "su" Karajan...

Abrazos amigos.

Elgatosierra dijo...

Ya decía yo que ese Miguel Ángel debía ser un gran tonto, y tú ahora me lo confirmas, porque la mejor batuta para cantar eso es la de Papá Kleiber.
Iván, mañana te espera "Così...", una de mis favoritas. No se te olvide, salao. JAJAJA
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos para la concurrencia de este fogón.
Elgatosierra

q u i n ø f f dijo...

Enlace repuesto.

MarteIrae dijo...

Muchas gracias. :D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba