sábado, 30 de enero de 2010

RAVEL: MÚSICA DE CÁMARA

Ravel

“Soupir”, primero de los Tres Poemas de Mallarmé para voz, piano, dos flautas, dos clarinetes y cuarteto de cuerdas


À notre bon ami Robin.

Joseph Maurice Ravel (* Ciboure, 7 Mar. 1875 - † París, 28 Dic. 1937) fue un compositor francés, frecuentemente vinculado al impresionismo, con un acusado y audaz estilo neoclásico, llegando a veces a mostrar claros rasgos expresionistas.

Su obra fue fruto de una larga y compleja herencia, que podría rastrearse a través de Couperin, Rameau, Bériot, Fauré, Chabrier, Satie, Saint-Saëns, Debussy..., y de hallazgos musicales que revolucionaron la música para piano y para orquesta, y que se prolongarían en claros ecos a través de Honegger, Ibert y Tailleferre hasta Messiaen...

Ravel es reconocido como un gran maestro de la orquestación, meticuloso artesano, cultivador de la perfección formal sin dejar de ser al mismo tiempo profundamente humano y expresivo. Conocedor de sus habilidades, Serge Koussevitzki, a la sazón director de la Orquesta Sinfónica de Boston, le encargó la orquestación de los célebres “Cuadros de una exposición” de Mussorgsky, que terminó magistralmente en 1922, contribuyendo definitivamente a sentar la reputación internacional de Ravel en la materia. Y aun hoy en día, su versión sigue siendo referencia absoluta eclipsando las de otros compositores que lo han intentado después. (Consultar en OÍDO FINO el magnífico ensayo firmado allí por nuestro estimado amigo Ernesto Nosthas)

Normalmente hablar de Ravel es hablar de su “Bolero”, menos frecuentemente se nombran otras importantes obras suyas para orquesta, como la magnífica “Rapsodia española” o la vertiginosa “La valse”, o la preciosa sinfonía coreográfica “Dafnis y Cloe”, o sus dos impresionantes “Conciertos para piano”.

La mayoría sabemos que fue un consumado pianista, que recorrería el mundo dando conciertos, y un avezado compositor de obras para este instrumento, que con alguna frecuencia después arreglaba para orquesta. Y, en este ámbito, cabría destacar, entre otras, la “Pavana para una infanta difunta”, “Juegos de agua”, “Espejos”, “Gaspard de la noche”, “Mi madre la oca”, los “Valses nobles y sentimentales” y el sin igual “Le Tombeau de Couperin”.

Sin embargo, sólo los más avezados melómanos han profundizado en su maravillosa música de cámara. Apenas un puñado de obras, pero de una calidad inigualable, diamantes finamente tallados que nos deslumbran con sus destellos. Todas ellas son magníficas y estamos seguros que no defraudarán a ningún buen aficionado. Nosotros, ahora y aquí, llamaremos la atención sobre: su “Tzigane”, para violín y piano; el Blues, movimiento central de su “Sonata para violín y piano”; la Pavane de la Belle au bois dormant, primer movimiento de “Ma Mère l’Oye”, para piano a cuatro manos; todo el magnífico “Cuarteto de cuerdas”; y el Lento de la singular “Sonata para violín y violonchelo”. Las interpretaciones, en la más acendrada raíz francesa, son todas de excepción.

Así que lo único que nos queda es DISFRUTAR con esta maravillosa música. Salud, paz y una sonrisa para RAVEL, por favor.

6 comentarios:

robin dijo...

Vraiment je ne sais que dire...un grand merci !!!
Muy conmovido por la dedicatoria, en seguidita bajo este disco ya que me encanta Ravel. Quinoff, tu ne pouvais pas mieux tomber et j'irai saluer Maurice pour toi la prochaine fois que je passerai à Ciboure, dans mon cher Pays Basque.
Bonnes vacances à toi !
¡Que disfrutes tus vacaciones!

Elgatosierra dijo...

Chers ami Robin, cuando pases por Ciboure y visites al amigo Ravel, por favor deja allí una sonrisa y una flor con una cinta donde ponga: “De tu amigo Quinoff y sus amigos”.
Saca una foto y mándanosla, tendrás otro regalito.
¡Por este fogón te apreciamos mucho!
Salud, paz y dos sonrisas, una para Ravel y otra para ti.
Elgatosierra

robin dijo...

Cher "Chat de la Montagne"(!), ce que tu me demandes je le ferai. Peut-être à Pâques ou l'été prochain, mais la photo vous l'aurez !
Gracias por tu gentileza que no me merezco. Ya saben que los visito regularmente si bien no sé escribir como vosotros sobre la música.
Moi aussi je vous apprécie beaucoup !
Robin (de Levallois-Perret...jeje)

Elgatosierra dijo...

Cher ami Robin, de Levallois_Perret, aunque supongo que todavía no, y por mucho tiempo aún, inquilino de la rue Baudin. JAJAJA
A propósito del "Chat de la Montagne", le he dejado otro regalo en:
http://www.4shared.com/file/215013848/2ff03d7f/El_gato_montes_1.html
http://www.4shared.com/file/214930019/c29e0ee6/El_gato_montes_2.html
Que por supuesto pueden disfrutar también todos nuestros demás amigos.
Salud, paz y sonrisas.
Elgatosierra

robin dijo...

¡Gracias por el Gato, Gato!
Voy a ver, creo que ya sé de que se trata :)
R.

q u i n ø f f dijo...

Enlace repuesto

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba