miércoles, 4 de agosto de 2021

Rimsky-Korsakov · Extractos sinfónicos de sus Óperas

Dedico esta entrada a mis lectores, genuinos amigos cuyos mensajes cálidos y comprensivos ofrecen el estímulo continuo para perseverar en esta página, pese a los períodos en que los reclamos del trabajo me imponen una pausa. A ustedes, mi efusivo agradecimiento.
«Crepúsculo» / Arkady Alexandrovich Rylov, 1917

Tiempo atrás les compartí un registro de música rusa que recopilaba algo de la producción escénica del gran Chaikovsky: preludios, oberturas, danzas y escenas instrumentales de sus óperas menos conocidas (para el auditor occidental, se entiende). Como comprobaron, esas páginas atesoraban maravillas.

Pues bien, hoy “repetiré la jugada” con otro compositor, contemporáneo de Piotr Ilitch y relevante por sus propios méritos: Nikolái Rimsky-Korsakov.

Acá en Occidente lo conocemos de manera principal —casi diría “absoluta”— por su apabullante producción orquestal, justamente famosa por el virtuosismo, colorido, imaginación y personalidad radiante con que está dotada.

Pero Rimsky es más. Aunque su genio como creador instrumental es siempre característico, el maestro dedicó un amplio caudal de su obra a la ópera. Occidente se ha mantenido alejado de esta vertiente lírica en parte por la barrera del idioma (aun cuando existan versiones originales con libreto traducido al francés), en parte por las vicisitudes políticas de Rusia durante el siglo XX… y en parte por las temáticas elegidas.

En efecto, el autor de la suite sinfónica “Scheherazade” fue un hombre cautivado por los relatos maravillosos que abundan en el folklore de su país, y por eso sus óperas son mayoritariamente cuentos rusos de hadas llevados a la escena.

Una producción contemporánea de «El Zar Saltán» en el Teatro Mariinsky (ex Kirov)

No hace falta decir que esas historias ofrecieron jugosas posibilidades a su imaginación sonora: ahí está para demostrarlo el celebérrimo “Vuelo del Moscardón”.

La pasión romántica y sentimental del gran Chaikovsky, operista nato, o el exotismo y la epopeya de Borodin en su única obra “El Príncipe Igor” (completada tras su muerte por la dupla Rimsky & Glazunov) o, en fin, la expresividad arrolladora, insólita, siempre reveladora del genial Mússorgsky… ceden lugar a la absoluta maestría sonora con que Rimsky conjura atmósferas y pinta “cuadros” con precisión cinematográfica. Ejemplo extraordinario lo ofrecen las escenas marinas (como en “Sadko” o en “Zar Saltán”), donde el avezado navegante que fuera el compositor demuestra su familiaridad con el océano.

Repito que tal conexión íntima con las tradiciones de su tierra explica —en parte— que sea un repertorio más amado y cultivado en la órbita de influencia rusa que en el resto del mundo.

Pero la magia de Rimsky se sobrepone a esas limitaciones.

Para demostrarlo, hoy les ofrezco una recopilación que incluye 8 registros de 1978 completados con 3 grabados antes, en 1963. El director es una leyenda, Evgeny Svetlanov, verdadero apóstol de la música de su país que grabó casi todo el repertorio ruso para el sello Melodiya.

¡Que esta verdadera “música en 3D” del magistral compositor ruso nos refresque el espíritu en medio de pandemias y confinamientos!

Rimsky llevó a escena una larga serie de óperas que lo dejan como el más prolífico operista de su generación.

Pagó tributo a Pushkin en algunas de ellas («Mozart y Salieri» o «El Zar Saltán») pero, como dije antes, el grueso de su inspiración la encontró en la fantasía popular anónima. Hoy les comparto un disco lanzado décadas atrás, en una colección del sello soviético Melodiya, compuesta por páginas exclusivamente instrumentales de La Novia del Zar, Mlada, El Gallo de Oro, Sadko, La Ciudad Invisible de Kitezh, Noche de Mayo El Zar Saltán.

Con cada una de estas páginas Rimsky, un poco a la manera de su buen amigo Mússorgsky, coloca frente a nuestros ojos una serie de cuadros, escenas perfectas y acabadas del mundo feérico eslavo. Y qué mejor cicerone para deslumbranos en este recorrido que Evgeni Svetlanov con la asistencia de Orquesta Sinfónica de la Unión Soviética y la Orquesta del Teatro Bolshoi.
» D E S C A R G A

MP3 320 kbps CBR · 48 kHz | .7z 125 MB | Yandex.ru

6 comentarios:

MAYEN dijo...

!Que buen regreso amigo Quinoff¡ Saludos desde Guatemala, y muchas gracias por no abandonar a los seguidores de tu página.

q u i n o ƒ ƒ dijo...

Mayen ¡muchas gracias por tus saludos! Los retribuyo desde Chile :)

q u i n o ƒ ƒ dijo...

Por cierto, les recomiendo la pista número 7, que se puede traducir como Oda a la naturaleza salvaje o Elogio a los páramos (en inglés ha sido traducida como “In Praise to Wilderness”). Es un pequeño poema sinfónico (bueno, esta categoría abarca casi cualquier página orquestal de Rimsky).

Mahlerite-Shosta dijo...

Excelente álbum, Maestro. Zinman tiene también una compilación muy buena,
con la ventaja del mejor sonido Philips. Veré si pronto lo comparto.

q u i n o ƒ ƒ dijo...

Querido amigo, ¡gracias por la visita! Y esperaré la publicación de ese álbum que mencionas con “ansiedac” (:P)

Marlowe dijo...

Gracias

 
Ir abajo Ir arriba