viernes, 28 de agosto de 2015

Involvidable Leiter

Javier mirando al mar en Benalmádena, donde sus restos descansan hoy
Otro aniversario más desde la partida de un amigo entrañable, un corazón amante de la belleza, un hombre bueno y un carácter noble cuyo recuerdo me acompaña siempre: Francisco Javier Menéndez, «Leiter». El 2012, un día como hoy, la enfermedad nos lo arrebató. Pocos años han pasado, pero ya parecen demasiados. La ausencia y el silencio son mitigados en parte por uno de sus legados más cuidados, el magnífico blog «Leiter's Blues», en donde estampó a raudales su sabiduría musical y humana. Aunque su compositor central era Mozart, cosa que dejó clara varias veces, para mí fue reveladora su admiración hacia Robert Schumann. También Bruckner, Brahms o Mendelssohn; pero Schumann tenía para él significado especial. De este compositor tomo una parte de la Segunda Sinfonía: el sentido e inspiradísimo Adagio que conforma el tercer movimiento, una página que Leiter encomiaba como inigualable en su profunda belleza, y también visionaria por los claros anticipos de la expresividad de Bruckner o Mahler. Con esos sonidos resonando en mi interior, le dedico al amigo y al maestro Javier un homenaje de gratitud y afecto:

1 comentario:

Julio Salvador Belda Vaguer dijo...

Estimado Quinoff. Vaya en su memoria. Muchas gracias por el recuerdo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba