viernes, 4 de octubre de 2013

SIBELIUS :: Segunda y Quinta sinfonías :: Jukka-Pekka Saraste

Grullas volando hacia el ocaso

Fragmento de la Quinta Sinfonía, mov. final. Se dice que Sibelius concibió este segmento al contemplar el paso de una bandada de cisnes

Las dos sinfonías más bienvenidas de Jean Sibelius han sido siempre la Segunda y la Quinta, si tomamos como barómetro su popularidad. Por supuesto que esa afirmación no equivale a una “canonización artística” y la cúspide del sinfonismo sibeliano se halla más bien en otras producciones. Pero, a lo que parece, estas dos obras han sabido robarse el corazón de los auditorios.

Sibelius fumando
El ascenso de Sibelius en el reconocimiento de su país y el mundo coincidió con el cambio de siglo y la ebullición nacionalista que cundió en el Gran Ducado de Finlandia, entonces súbdito de Rusia. La nación en ciernes encontró en el gran músico su cantor nacional, el artista que interpretaba su hondo sentir, más o menos como Italia se celebró a sí misma en el arte de Verdi. Y no cabe duda que el compositor nórdico “tradujo” su querida tierra natal en música de impresionante calidad.

No obstante, existe un elemento que me llama la atención en este risorgimento finlandés, tan distinto al italiano: la recurrencia a la ancestralidad del mito para asentar su propia identidad. El Kalevala, ciclo mitológico compilado por Elias Lönnrot a partir de la tradición oral todavía vigente en el siglo XIX, es, como dice la Wikipedia, una reminiscencia y conceptualización metafísica de la generación mítica del pueblo finés, a la manera de los cantares de gesta medievales.

Es decir, aunque en términos formales Finlandia asumió el concepto de Estado acuñado por la Revolución Francesa, al igual que el resto de Occidente, en términos psicológicos recurrió a sus tradiciones autóctonas más venerables, examinando en ellas los arquetipos de identidad. Sibelius sacó gran provecho de este cantero creativo, ya en sus poemas sinfónicos, ya en sus sinfonías. Estas últimas, aun sin ánimo descriptivo, demuestran un capacidad evocadora que nos remite, digamos “por afinidad espiritual”, a un modo de ser bien perfilado, notoriamente receptivo de su naturaleza agreste.

Bardos

Dos bardos fineses salmodiando el ancestral Kalevala / Era costumbre que los bardos, al tiempo que recitaban, mecieran sus cuerpos adelante y atrás, sentados uno frente al otro como en la fotografía. Gran parte de la poesía popular era cantada del mismo modo.

Caricatura de SibeliusHoy les ofrezco las Sinfonías 2 y 5 de Sibelius, exponentes rotundos de lo que podríamos llamar el estilo heroico del compositor, en donde el pensamiento musical abstracto refleja a la vez su talento «pictórico», su arte para generar grandes frescos mediante ideas fragmentarias que crecen en nitidez sucesivamente, obedeciendo una lógica interna muy meditada, o también, claro que sí, su consumada habilidad como instrumentador.

Cito a José Luis Comellas: «Aliento épico, orquesta poderosa (puede recordar a Wagner, también a los mejores rusos, pero siempre con rasgos de originalidad muy personal), un descriptivismo muy vivo que nunca sabremos lo que describe, algunos fragmentos líricos que recuerdan canciones populares, pero, por mucho que busquemos, no encontraremos canciones populares parecidas, ni en Finlandia ni en ninguna otra parte. Podemos imaginarnos bosques umbríos, lagos helados, desenfrenadas carreras de trineo en noches de luna... (...) Lo cierto es que con aquella poderosa capacidad expresiva, utilizando todos los recursos de la orquesta, encontrando siempre frases originales que no parecen tener solución y alcanzan finalmente una desembocadura gloriosa y deslumbrante, se convirtió en el gran cantor de Finlandia, en el símbolo de su patriotismo irredento.»

Sus años de aprendizaje en Alemania dejaron huella en su música, y junto al ejemplo de Wagner (cuyo manejo de los instrumentos de metal le admiraba), Sibelius asimiló elementos de Bruckner, como el característico murmullo de las cuerdas antes de lanzar un tema.

Les dejo estas admirables sinfonías en versión del director Jukka-Pekka Saraste al frente de la Sinfónica de Radio Finlandia. Este equipo firma versiones ejemplares de las dos obras, capaces de competir de igual a igual con otras de mayor nombradía (como las de Maazel u Ormandy) y comprendiendo como pocos el personal universo sonoro de Sibelius. ¡Disfrútenlas!

» D E S C A R G A

MP3 ABR ~ 205 kbps 48 kHz | 7 tracks | RAR 110 MB

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico post. Felicitaciones. Como siempre genial.
C.S.B.

q u i n ø f f dijo...

Muchas gracias Carlitoff!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba