miércoles, 16 de octubre de 2013

MAHLER : Sinfonías nº 6 «Trágica» y nº 7 «Canción de la Noche» en arreglo para piano a 4 manos

Fragmento de la Sinfonía nº 7, “Canción de la Noche”
Hoy les comparto dos ambiciosas transcripciones al piano. Sinfonías de Mahler, nada menos, ¡todo un desafío! Pues quien pretenda reducirlas se enfrentará a un autor que ambicionó contener mundos enteros en sus pentagramas — y podemos concordar en que lo consiguió. Sus obras expandieron los límites formales, instrumentales, conceptuales hasta entonces conocidos, aproximándose como ninguno antes de él al quiebre de la tonalidad. La rica vestidura instrumental es a menudo consustancial a la propia exposición de ideas (como sus elecciones de instrumentos “raros” en varias sinfonías: cencerros, látigo, martillos...).

Con todo, un creador de la talla de Gustav Mahler es poliédrico, siempre nos reserva sorpresas. En este caso, abordado bajo el enfoque de la reducción pianística, sucede algo parecido a las fotografías monocromáticas (sepia o blanco y negro), en las cuales la ausencia de color intensifica de algún modo la expresividad. Sin duda que estas transcripciones nunca jamás desplazarán los suculentos originales sinfónicos —y realmente poquísimas transcripciones pueden jactarse de equiparar o hasta superar su modelo— pero son útiles para profundizar en ellas, o mejor, para zambullirse en la mente de su creador. En este caso, siendo Mahler un brillante pianista en su juventud, es probable que el teclado “se infiltre” en su manera de pensar la música.

carátulaA continuación les comparto la Sinfonía nº 6 en La menor, «Trágica» (1903-1904), en reducción para piano a 4 manos de Zemlinsky, y la Sinfonía nº 7 en Mi menor, «Canción de la Noche» (1904-1905), adaptada para los mismos medios por el maestro italiano Alfredo Casella.

Mahler había iniciado desde 1901 otra andadura artística, renunciando al uso de «barandas» tomadas de la literatura para explicitar sus intenciones. En este período netamente instrumental escribió tres sinfonías sin canciones ni voz humana: la Quinta, Sexta y Séptima. No obstante, dos de ellas llevan subtítulos a modo de ambigua pista de interpretación; son estas dos obras, complejas y de popularidad esquiva, las elegidas para el repertorio de hoy por las pianistas alemanas Silvia Zenker y Evelinde Trenkner.

La Sexta es llamada Trágica no sólo por su tonalidad, sus desgarros típicamente mahlerianos o su escritura tensa e intrincada, sino por su conclusión única, funesta, hasta nihilista, donde no cabe la habitual victoria o trascendencia que el compositor apuntó en todas las demás sinfonías.

La Séptima guarda otras complejidades. Es la menos popular pero probablemente la más debatida de las sinfonías compuestas por Mahler. Consta de cinco movimientos, dos de ellos (segundo y cuarto) compuestos primero y denominados Nachtmusiken (“músicas nocturnas”). Su estructura es quizá la menos equilibrada y definitivamente no ofrece unidad de inspiración, pero también es la de lenguaje más “modernista”, corre más riesgos y los vence muy bien. El compositor albergó muchas dudas durante la escritura de esta pieza, alternó la disposición de sus movimientos interiores, corrigió la orquestación, y al dirigir su estreno sólo obtuvo del auditorio una educada tibieza.

Para mí fue la primera sinfonía de Mahler que oí conscientemente (no en este arreglo, claro) y por eso, me atrae. La adaptación al piano de Alfredo Masellamúsico extraordinario que comienza a ser redescubierto—, aunque menos efectiva que la anterior, no deja de ser un deleite para quienes aprecien la literatura pianística.

Queridos amigos, disfruten:

» D E S C A R G A

MP3 VBR - 44 kHz | 9 tracks | RAR 178,4 MB | mega

3 comentarios:

Julio Salvador Belda Vaguer dijo...

Querido Quinoff...a por ellas. Muchas gracias.

Pablo Álvarez Fernández dijo...

No he dejado de escucharlas... Gracias! Es como recordar a Gustav y Alma juntos en "la chabola" ;)

q u i n ø f f dijo...

Jajajaja... Ciertamente!! Gracias por la visita, Pablo :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba