miércoles, 10 de octubre de 2012

CHOPIN según ARRAU


Arrau interpretando la 'Fantasía-Impromptu' en Do # menor de Chopin / pese a ser hoy una de las piezas más conocidas del polaco, nunca fue publicada mientras éste vivió y estuvo a punto de ser quemada por su expresa voluntad, pues no estaba satisfecho con ella; felizmente, la partitura salió a luz de manera póstuma.
Claudio Arrau fue un maestro, nadie lo duda, cuyo lugar se acomoda entre los máximos intérpretes del teclado durante el siglo pasado. Se alabó su rigor frente a la partitura, su sensibilidad para los matices, su sonido único, inconfundible, su desinterés por el alarde fácil de virtuosismo y, en cambio, su anhelo por comunicar la vida íntima que el compositor reflejó a través de las notas.

Precisamente este aspecto, la vida interior, digamos así, de la música es quizá lo que más me fascinó siempre de Don Claudio. Y particularmente en el caso de Fryderyk Chopin, del cual fue soberano intérprete. Las complejidades del compositor polaco-francés, su fina sensibilidad (que no sensiblería) mezclada con fogoso ímpetu (eso que Schumann denominó “cañones ocultos entre flores”), el equilibrio entre técnica y musicalidad que ostentan sus obras, requieren mucho más que simple prestidigitación. Y Arrau lo consigue. Deja hablar a la música. Deja aflorar a Chopin, la inspiración de este genio tuberculoso, epítome del Romanticismo y uno de los responsables de convertir al piano en el instrumento dominante de la música clásica.
Comparto hoy un registro del sello Philips que reúne interpretaciones del legendario pianista chileno en los años setenta del siglo pasado. Ahí están presentes algunas de las obras más conocidas del creador polaco, como el Vals núm. 7, en Do sostenido menor, el Nocturno núm. 2 en Mi bemol o la soberbia “Fantasía-Impromptu” en Do sostenido menor, aparte de la imponente Fantasía en Fa menor, en que el piano es explorado a nivel casi sinfónico. Como las obras abarcan todas las etapas creativas de Chopin, se podrá apreciar cómo el talento melódico y su maestría armónica se incrementan con los años... sin que, pese a la madurez, el estilo cambie demasiado. Chopin fue un caso excepcional: su estilo es único (prácticamente no tiene antecedentes directos) por mucho que tome buena nota de las influencias de su tiempo, y a la vez, quizá por eso mismo, no hizo sino profundizar en sí mismo, sin enajenarse jamás.

Disfruten queridos amigos y amigas este disco excepcional, que para mí significó, en su momento, toda una revelación.
...aquí

mp3 | VBR ~ 220kbps | 9 tracks | .rar 89 MB | scans | mediafire

  • FRÉDÉRIC CHOPIN:
    Piezas varias para piano
  • CLAUDIO ARRAU, piano

    2 comentarios:

    Venecia dijo...

    Claudio Arrau, dichosos quienes lo escucharon en una sala de conciertos. Fue distinguido en su momento de esplendor y un exquisito siempre!!!

    robin dijo...

    Ya que dices que fue una revelación, por cierto no voy a dejarlo pasar ! :)

    LinkWithin

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
     
    Ir abajo Ir arriba