lunes, 29 de agosto de 2016

Reparando enlaces :: Agosto 2016

reposiciones link

Toca reponer enlaces en las “entradas pinchadas”, atendiendo peticiones recibidas y mi propio interés en la labor del Blog. Reitero: las obras puestas aquí tienen objeto didáctico e ilustrativo. Su propósito es alentar la pasión por el repertorio clásico. Pretendo también dar razones para adquirir los discos originales. Y es que los archivos digitales no compiten en calidad con el registro original. Puedo decir que mi colección personal de música debe tres cuartas partes de su tamaño a los descubrimientos obtenidos en la Internet, visitando otros sitios de música. La mejor música amerita el disco donde fue grabada. Se vuelve necesario. Por eso lo recomiendo.

Dicho esto, ¡a disfrutar!

» RACHMANINOFF: Greatest Hits
Varios Intérpretes

» SCHUBERT: Sinfonía en Do mayor 'La Grande'
Sinfónica de la Radio de Hesse / Ferenc Fricsay

» RAVEL: Música de Cámara
Varios Intérpretes

» WORLD ENCORES
Filarmónica de Oslo / Mariss Jansons

» SCHUMANN: Misa en Do menor
Coro y Orquesta de la Fundación Gulbenkian de Lisboa / Michel Corboz

» BORODIN: Sinfonía nº 2
Sinfónica de la Radio de Stuttgart / Carlos Kleiber
Sinfónica de la NBC / Erich Kleiber

Tengan todos una Buena Semana

Esperanza SpaldingEsperanza Spalding
...y para eso les propongo música de Tom Jobim, «Inútil Paisagem», en versión de las extraordinarias intérpretes Esperanza Spalding y Gretchen Parlato. Versión casi a capella, salvo el contrabajo de Spalding, la música resultante mezcla influencias de jazz, blues, bossa nova, etc., combinados con la seducción del talento. Una delicia que desarma tensiones. ¡Buena semana!

jueves, 18 de agosto de 2016

LISZT :: Transcripciones

Liszt por LanchertFranz Liszt retratado por Richard Lanchert en 1856 (detalle)

Cuando decimos “genio creador”, entendemos “iluminado”. Nos imaginamos —la mayoría de las veces— a un artista privilegiado que obedece a una fiebre secreta, la inspiración, que lo guía con irresistible clarividencia. Enemigo jurado del convencionalismo, el artista solamente rinde cuentas a su arte.

Tal retrato romántico sigue vigente hasta hoy; pero no es un retrato fiel. Además de su inspiración particular, los artistas vibran con su época; vibran incluso más profundamente que el peatón laborioso y opaco, con quien comparten mucho más de lo que aparentan. Es que... “la torre de marfil” también tiene wi-fi. Los artistas navegan a través de las mismas cosas que los demás, pero percibiendo alcances mucho más extensos. Van recolectando pistas que sugieren lo venidero, rastros que otros pasan por alto. También estos hallazgos se les antojan urgentes, clamorosos; los domina la convicción y se lanzan a divulgar ante el mundo aquella obra, aquel artista rescatado del olvido. Uno de estos “rescatistas”, de los más perseverantes y generosos, fue el gran creador húngaro Franz Liszt.

Como saben, Liszt fue no sólo un pianista impresionante sino un fenómeno social equiparable a cualquier rock-star. Enardecía a las audiencias y en particular a las mujeres, enmudecía a sus asombrados colegas con virtuosismo apabullante, creó el recital moderno de piano solista, cuidaba su atractivo físico, no le intimidaban las alcurnias y opinaba con filosa elegancia sobre lo que quisieran preguntarle. Fue un apasionado que se zambulló en su época y abrió su corazón a un amplio espectro de inquietudes. Con esta brújula supo descubrir el valor de genios como Schubert, Chopin, Berlioz, Wagner, Borodin, Albéniz, Grieg...

Combinando su magnetismo ante el público con su capacidad pianística sobrehumana y sus variados entusiasmos musicales, Liszt empujó adelante un género musical muy versátil, como es la transcripción. Ingenió adaptaciones pianísticas de cientos de obras ajenas —a veces obras que uno no creería posibles en el teclado— y las ofreció a lo largo y ancho de Europa en sus giras de concierto. Tenía olfato: combinaba selecciones de óperas famosas en forma de popurrí (denominados paráfrasis) para ganarse al auditorio, y luego ofrecía las novedades, fueran propias o ajenas.

Hoy los invito a un recital con este repertorio.

El pianista australiano-británico Leslie Howard protagonizó una histórica integral de la obra para piano de Liszt para el sello Hyperion (99 discos en total). Esa colección registra la fertilidad del genio húngaro para producir suculentas transcripciones de obras ajenas, incluyendo todas las versiones de un arreglo en particular, que a menudo podía ir variando ligeramente con los años (como sucedió con varios lieder de Schubert).

En esta ocasión les comparto el disco dedicado a los arreglos de compositores del ámbito francés, incluyendo a Chopin que, como sabemos, desarrolló la parte más brillante de su carrera en París como exiliado polaco. Los otros compositores del disco son Saint-Saëns con el arreglo de su Danza Macabra y el gran Berlioz, a quien Liszt tuvo siempre en muy alta estima.

¡Disfruten!

{poesía} GARCÍA LORCA



Gacela del Niño Muerto


Todas las tardes en Granada,
todas las tardes se muere un niño.
Todas las tardes el agua se sienta
a conversar con sus amigos.

Los muertos llevan alas de musgo.
El viento nublado y el viento limpio
son dos faisanes que vuelan por las torres
y el día es un muchacho herido.

No quedaba en el aire ni una brizna de alondra
cuando yo te encontré por las grutas del vino.
No quedaba en la tierra ni una miga de nube
cuando te ahogabas por el río.

Un gigante de agua cayó sobre los montes
y el valle fue rodando con perros y con lirios.
Tu cuerpo, con la sombra violeta de mis manos,
era, muerto en la orilla, un arcángel de frío.


Federico García Lorca

(fusilado la madrugada de un 18 de agosto, como hoy, en 1936, por un triste bando de militares imbéciles)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba