viernes, 24 de enero de 2014

BRAHMS y ABBADO :: Concierto para violín en Re mayor Op. 77

Johannes BRAHMS cerca de los cuarenta años
Una de las grandes virtudes del recientemente fallecido maestro Claudio Abbado fue su aptitud para traducir el repertorio germánico con toda propiedad, sin perder sus características de músico mediterráneo neto y nato. Esa feliz amalgama quedó muy bien expresada cada vez que Abbado se paró frente a la Filarmónica de Berlín, sea como invitado o en sus años como director titular.

En su memoria quiero compartir hoy dos registros del magnífico Concierto para violín en Re mayor, Op. 77, de Johannes Brahms. El inigualable magisterio del compositor en las grandes formas (sinfonías, conciertos) adquiere aquí matices de osadía: Brahms rehúye una vez más la etiqueta de “músico conservador” que a toda costa quisieron imponerle, para escribir un concierto personalísimo, enemigo de convenciones y sin ánimos de virtuosismo desatado. El solista y la orquesta se integran de manera sinfónica, a gran escala, compartiendo las ideas y desarrollándolas con libertad. Por ejemplo, aunque la tonalidad del concierto sea el Re mayor, la primera y llamativa irrupción del violín ocurre en Re menor, y en lugar de tomar los temas presentados por la orquesta se dedica a realizar figuras de acompañamiento al canto de los demás instrumentos. El segundo movimiento se basa en una melodía de ensueño... que está encomendada al oboe, mientras el solista guarda silencio por largos minutos. El famoso tercer movimiento es un chispeante ejemplo de inspiración gitano-húngara, un recurso que Brahms amó desde joven y empleó muchas veces.

cubierta

CONCIERTO PARA VIOLÍN y Orquesta en Re Mayor, Op. 77 ~ Viktoria Mullova, Claudio Abbado, Filarmónica de Berlín ~ Live in Tokyo

La primera versión que les comparto data de 1992, cuando Abbado, con pocos años como titular de la mejor orquesta alemana, se hallaba en una gira que le llevó a Japón junto a la joven violinista rusa (quien fue su pareja y le dio un hijo, Misha). La sintonía artística es perceptible. El sonido de la orquesta todavía lleva el signo de Karajan pero ya menos compacto, con más luminosidad de sus texturas (o con una atención más mediterránea a su expresividad). Se trata de una gran versión del concierto que vale mucho la pena conocer.


» D E S C A R G A

MP3 ABR 256 kbps 48 kHz | 3 tracks | RAR 71,3 MB



CONCIERTO PARA VIOLÍN y Orquesta en Re Mayor, Op. 77 ~ Gil Shaham, Claudio Abbado, Filarmónica de Berlín ~ Live in Palermo

En segundo término, una grabación en directo (como la anterior) durante la gira de despedida de Abbado, en 2002, cuando había renunciado a seguir encabezando la Filarmónica de Berlín. Ahora la gran orquesta exhibe un sonido diferente, fresco y ligero pero a la vez pletórico y de vivo color. Este último detalle tiene su importancia, puesto que Brahms es a menudo sindicado como un músico de tono gris, maestro de la forma, sí, pero no de la pintura que embellece la forma. Error. Aunque este genio prefería siempre lo esencial a lo accidental, también era capaz de brindarnos alegría y seducción sonora. Y Abbado, italiano y encantador, nos lo recuerda con plena naturalidad. El solista de esta versión es el excelente y joven Gil Shaham, protegido de Izthak Perlman. ¡Otra gran versión que no pueden dejar de lado!


» D E S C A R G A

MP3 ABR 256 kbps 48 kHz | 3 tracks | RAR 85,8 MB


lunes, 20 de enero de 2014

In Memoriam CLAUDIO ABBADO

Abbado
Ha fallecido un músico enorme y un generoso ser humano. A sus 80 años, el director italiano Claudio Abbado nos dejó “serenamente”, como señaló su familia en un comunicado, luego de batallar mucho tiempo contra una penosa enfermedad. Vaya a él nuestro saludo por su inmenso legado musical, su descollante Mahler, su altísimo Beethoven, su magisterio en el repertorio italiano, su compromiso con la cultura y la formación juvenil. Gracias, Maestro!

Mahler, por Abbado / El director italiano haciendo milagros en Lucerna junto a Magdalena Kozená

viernes, 17 de enero de 2014

In Memoriam TOSCANINI

ToscaniniRetrato de Arturo Toscanini
Que un hombre mucho tiempo ausente pueda encender todavía reacciones clamorosas, sean a favor o en contra, nos da una excelente medida de su trascendencia. Tal repercusión está vedada a los mediocres, pues éstos a menudo han muerto aun cuando sigan vivos. No perduran. En cambio, los hombres de verdadera altura, los que no viven para sí mismos sino para un gran entusiasmo (una pasión, un ideal) que los remece y los impulsa, éstos sí cabalgan sobre el tiempo. Inician durante sus vidas —sean largas o breves— los primeros capítulos de una leyenda que no hará sino crecer más allá de sus días sobre este mundo. El maestro Arturo Toscanini fue uno de estos afortunados.

Discutido, denostado, adorado, el insigne músico nacido en Parma (1867) y muerto en New York (1957) fue un hombre dotado de carácter colérico y afán perfeccionista, y un artista con oído de precisión perfecta al cual nada se le escapaba, memoria fotográfica, sentido rítmico, brillantez orquestal definida por una vitalidad incesante y un deseo vehemente de imponer orden racional a los múltiples elementos de una obra de arte. Sus furias eran célebres, pero sus resultados artísticos, inobjetables. Un director sin igual.

El aniversario de su muerte fue el día de ayer, 16 de enero, de manera que este recuerdo lo publico con cierto retraso. Agradezco a mi amiga Laura Schwartz por su ayuda para ampliar mi conocimiento (y subsecuente admiración) hacia el Maestro, en relación al cual mantuve respetuosa distancia durante mucho tiempo.

Viva Toscanini!

jueves, 16 de enero de 2014

MOZART :: Sinfonía nº 40 en Sol menor + Sinfonía nº 41 en Do mayor »Júpiter« / BERNSTEIN + Filarmónica de Viena

BernsteinEl inolvidable «Lenny» Bernstein

MOZART hace bien para el alma. Una de las reflexiones más concisas e iluminadoras acerca del genial compositor se la debo a mi amigo Carlos Sala: Mozart es belleza, me dijo, y la auténtica belleza no es siempre fácil de captar. Justamente. Aquí no se trata de agitar apenas la superficie de nuestros entusiasmos musicales, sino de calar más hondo, “bucear” en esta música, acercar a ella un oído más fino.

Hecho esto, nuestro asombro no hará más que crecer. Porque Mozart parece no detenerse. El equilibrio de sencillez y profundidad en sus formulaciones melódicas, el acierto neto en las elecciones armónicas, las habilidades como constructor formal que nunca cohíbe su genial chispa creativa... en fin, siempre habremos de descubrir nuevos detalles. Pero detrás de estos detalles subsiste una concepción de la simetría y la belleza en términos paradigmáticos, caracterizada por reconciliar virtudes antagónicas. ¿Cómo amalgamó penas y alegrías con una mezcla suprema de naturalidad y exacta planificación? En esa armonía inimitable reposa el más profundo misterio de Mozart.

cubiertaTraducir todo esto no es fácil para ningún director. Se requiere experiencia y un talento bien madurado, aparte del don para volver elocuente la belleza anidada en sus partituras. Pues bien, los años dieron al gran Leonard Bernstein la sabiduría para acertar en Mozart. Compruébenlo. Hoy les dejo un registro donde el músico norteamericano dirige a sus laureados colegas de la Filarmónica de Viena, con quienes cultivó una estrecha relación artística. Este equipo nos brinda las últimas dos sinfonías de Mozart, la famosa Sinfonía 40 y la extraordinaria Sinfonía 41, ambos monumentos de la música occidental.

No me resisto, antes de concluir, a citar unas palabras del musicólogo José Luis Comellas:
La música de Mozart, por espontánea, por encantadora, por su riqueza melódica, por su inventiva inagotable y siempre nueva, quizás sobre todo por su belleza formal y su maravillosa armonía (armonía en todos los sentidos de la palabra), serena los ánimos y fomenta alegría de vivir, con absoluta independencia de las teorías de los psicólogos. Escuchemos a Mozart, zurück zum Mozart, porque, aunque con ello no seamos más inteligentes ni más capacitados para el cálculo, seremos, eso es seguro, más felices.
¡Un abrazo para todos y todas, y a sumergirse en música inolvidable!


» D E S C A R G A

MP3 ABR 256 kbps 48 kHz | 8 tracks | JPGs | RAR 125 MB

miércoles, 8 de enero de 2014

Iniciando la andadura del año...

Otro año empieza a deshojar nuestros calendarios. También acá emprendemos otra vez la marcha en pos de bellezas nuevas (aunque en mi caso, ya lo saben, eso supone avanzar desde la tradición asentada). Y, como la vida es una peregrinación, un caminar haciendo camino, me pareció buena idea retomar este viaje con música nacida en torno a la Ruta Jacobea.

cubiertaEl »Ensemble fur frühe Musik Augsburg« (Conjunto de Música Antigua de Augsburgo) ofrece este registro espléndido, »Peregrinaje Medieval a Santiago«, donde reconstruyen un viaje emprendido desde Alemania hacia el santuario gallego. El imaginario peregrino cruzará territorios franceses y españoles acompañado por música de cada región, hasta concluir con cantos procedentes de la liturgia del santuario. Un proceso creativo que significó consultar las fuentes sobrevivientes de aquella época y una gran cuota de inspiración para concebir el soundtrack que marcaría las etapas de un devoto caminante germánico.

[NOTA: Este precioso disco lo obtuve por mediación de un uploader que lo publicó en Avaxhome, años atrás. A él vayan los agradecimientos]

¡Disfruten este registro, y que tengan todos un muy buen inicio de año!


» D E S C A R G A

MP3 ABR 224 kbps 48 kHz | 18 tracks | JPGs | RAR 104,7 MB

jueves, 2 de enero de 2014

CUANDO ESOS MOLESTOS MOMENTOS ... ACABAN BIEN

Para empezar el año con una sonrisa les propongo este video que recoge un conocido momento para cualquier músico (o cualquiera que frecuente las salas de conciertos): el inesperado celular que chilla por obra y gracia de algún despistado a su pesar que olvidó silenciar su aparato, y en ese preciso instante quisiera desaparecer de la faz de la tierra...

El violinista Lukáš Kmiť ofrecía un recital junto a unos colegas en la Sinagoga de Presov, Eslovaquia, cuando el conocido ringtone de Nokia se dispara (para colmo justo al producirse un silencio). El malestar del público se palpa, al igual que la sorpresa inicial del artista. Pero luego éste decide dar una solución inesperada a la incomodidad... y vaya que se gana los aplausos de todos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba