domingo, 31 de marzo de 2013

FELIZ PASCUA

A todos quienes visitan esta página, amigos y amigas, les deseo una feliz PASCUA. Un fuerte abrazo y disfruten este día a lo grande. Gruenewald»La Resurrección« / Matthias Grünewald

»Aleluya«, celebérrimo coro del oratorio »Mesías« de Händel, con el cual canta la Resurrección de Cristo. Arriba en la versión arreglada por Mozart en 1789. Más abajo, la versión original.


Bach, franja aniversario
Y dado que hoy 31 de marzo celebramos el natalicio de BACH acorde a nuestro calendario gregoriano (el cual no regía en Alemania cuando el músico nació), agrego como homenaje una parte de la gran Misa en Si menor, el “Gloria”:


jueves, 28 de marzo de 2013

Místicos en la música: VICTORIA / Officium Hebdomadæ Sanctæ

Sepultura de Cristo muerto«El entierro de Cristo» por Fra Angelico (1450) / Galería Nacional de Arte, EE.UU.

Llegada la Semana Santa, amigos, les propongo música de un compositor cuyo estilo y producción artística están imbuidos de misticismo, entendido como la intuición de realidades superiores, por así decir. Me refiero al gran Tomás Luis de Victoria (* Ávila, España, h. 1548 — † Madrid, 1611). Y para la época en que hemos entrado nada mejor que esa magnífica colección de música coral cual es el “Oficio de Semana Santa”, llamado también “Responsorios de Tinieblas”.

La alusión al misticismo como vena de expresión creativa puede llevar a extrañezas, y tal vez parezca más cómodo ver al genial sacerdote-compositor abulense como un hábil creador que supo adecuarse al gusto de su época. No faltará razón, recordando además que Victoria conoció el éxito y supo aprovecharlo bien. Pero esto no cambia el hecho, mucho más significativo, de que su catálogo es totalmente religioso. Además, a diferencia de sus colegas Palestrina y Lasso, con quienes comparte la cima de la polifonía renacentista, Victoria se ordenó sacerdote y mantuvo estrecha amistad con hombres y mujeres de espiritualidad singular (Santa Teresa de Ávila le proveyó cartas de presentación cuando las necesitó, y San Felipe Neri lo tomó como capellán en Roma).

Ortiz EchagüeLa oración / foto de José Ortiz Echagüe Anteriormente hemos dedicado un artículo a esta colección de música religiosa y, por lo mismo, no abundaré en los detalles ya tratados por mis queridos amigos Fernando de León y Elgatosierra. Sólo mencionaré que se trata de dieciocho motetes para cuatro voces destinados a la liturgia de la Semana Santa, vale decir, a los episodios más dolorosos de la vida de Cristo. En ellos Victoria cultiva una austeridad muy hispana, evitando la influencia italiana que sabía emplear tan bien cuando quería.

El director Peter Philips apunta que el poder musical de esta colección “reside en el equilibrio entre las palabras y la manera en que Victoria se vale de ellas. El texto posee impacto propio, como se aprecia leyéndolo en voz alta. Desde allí parte Victoria, capturando con cuidado el ritmo natural de las palabras y respetando el ajuste de las sílabas —sin concesiones al gusto por la mera música tan habitual del Renacimiento temprano— y acentuando el significado de una frase con el cambio armónico justo o la melodía precisa.” (cita)

Ya que el maestro Philips tiene a su cargo la ilustración musical de la entrada escrita por Fernando y Elgatosierra, acudo yo a otros grandes intérpretes, también ingleses y muy aplaudidos: The Sixteen, dirigidos por el maestro Harry Christophers, todos ellos entusiastas conocedores del gran compositor español.

  • The SixteenTENEBRÆ RESPONSORIES de VICTORIA por Harry Christophers y THE SIXTEEN El director inglés posee un gran instinto para sacar a la luz toda la fuerza dramática, la íntima emotividad y la maestría técnica que exhibe Tomás Luis de Victoria en esta colección, una de sus obras maestras definitivas. Christophers maneja con acierto la dinámica (la intensidad del sonido) para dar aun más vitalidad a esta música sin afectarla en nada. Además, la elección de las diáfanas sopranos en The Sixteen tuvo en cuenta la práctica del Siglo de Oro español, cuando eran voces de niños las que asumían el registro agudo en las Escolanías. Disfruten pues, amigos y amigas, esta maravillosa obra:
» D E S C A R G A

MP3 VBR ~ 220 kbps | 18 tracks | RAR 107,5 MB |

» Enlace alternativo
Agnus Dei«Agnus Dei» por Zurbarán (1635-40) / Museo de Arte de San Diego, EE.UU.

jueves, 21 de marzo de 2013

BACH y su cumpleaños ‘juliano’

Bach, franja aniversario
De acuerdo al antiguo Calendario Juliano, el cual se mantenía vigente en los territorios alemanes del siglo XVII, hoy 21 de marzo nació en la ciudad de Eisenach uno de los mayores músicos de nuestra historia: Johann Sebastian BACH, al que Antoni Ros-Marbà ha llamado con acierto «epicentro de la música occidental». Y aunque el aniversario “oficial” coincide con el 31 de marzo, que es la fecha ajustada a nuestro actual calendario gregoriano, aun así un compositor tan enorme merece reiterado festejo. Así pues, les dejo una de las obras capitales de don Juan Sebastián, la Chacona en Re menor, BWV 1004, acompañada por algunas de las muchas frases que ha suscitado su música en grandes nombres de la cultura universal.

Hélène Grimaud interpreta la Chacona en Re menor (BWV 1004) de Johann Sebastian Bach, en soberbia adaptación al piano de Ferruccio Busoni

Eisenach, 1954Concierto frente al monumento a Bach en Eisenach, 1954

  • Goethe»AL OÍR LA MÚSICA DE BACH tengo la sensación de que la eterna armonía habla consigo misma, como debe haber sucedido en el seno de Dios poco antes de la creación del mundo.«
    Goethe


  • Nietszche»ESTA SEMANA he ido a escuchar tres veces la Pasión según san Mateo del divino BACH, y en cada una de ellas con el mismo sentimiento de máxima admiración. Una persona que —como yo— ha olvidado completamente el cristianismo no puede evitar oírla como si se tratase de uno de los evangelios.«
    Friedrich Nietzsche


  • »LA CHACONA [BWV 1004] es en mi opinión una de las más maravillosas y misteriosas obras de la historia de la música. Adaptando la técnica a un pequeño instrumento, un hombre describe un completo mundo con los pensamientos más profundos y los sentimientos más poderosos. Si yo pudiese imaginarme a mí mismo escribiendo, o incluso concibiendo tal obra, estoy seguro de que la excitación extrema y la tensión emocional me volverían loco.«
    Johannes Brahms

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Ir abajo Ir arriba